martes, 15 de junio de 2010

DETALLITOS POR POCO DINERO

Con los tiempos que corren y los problemas económicos debemos utilizar cada vez más la imaginación. A veces podemos recurrir al reciclaje, pero otras en las que no, sobre todo cuando tienes algún compromiso o simplemente es para una persona muy especial.
En mi caso fue para el día de las madres, día en el cual muchas veces no tienes ni la más remota idea de qué regalarle, puesto que a lo largo de los años le has regalado de todo y ya es difícil sorprenderla. Así que opté por hacerle algo con diferentes materiales baratitos y un poquito de imaginación.


Material necesario:
  • Cesta.
  • Botella transparente.
  • Figurillas de ángeles.
  • Esponja flor o similar.
  • Jaboncitos de glicerina.
  • Flores secas.
  • Papel celofán.
  • Cintas de colores.
Para empezar con las botellitas de cristal, les hice un relieve para que no fueran tan sosas y las rellené de sales de baño hechas por mí, ésta vez las hice de lavanda, uhhhhh que olorcito desprendían y para un día de estrés no hay nada como una baño relajante.

Haciendo probaturas con los colorantes quedaron así, azul y rosa.



Con unos querubines o angelitos muy sosos pero que me encantaron les dí un cambio de look con un poco de purupurina, en las alas y relieve dorado para envejecerlos, por que eran totalmente blancos y no lucían. Me parecía que los angelitos venían muy bien al caso por que las madres nunca ven lo que hacemos mal, por que hacen como los ángeles, se tapan los ojos, siempre para ellas somos buenos.
Así que aquí los tenéis.




Hice unas etiquetas con masa de modelar y unas vez secas las pinté, además de hacerle unos dibujitos como na luna y una flor.
¡Ojo, si se os ocurre hacerlas no os olvideis del agujerito para poder colgarlas!.








También les he puesto jaboncitos de glicerina de diferentes formas y colores, y los inserté en los palitos para pinchos de madera a modo de chupa chups, que quedan muy resultones y los envolví en papel celofán transparente, porque así no se estropean.





Las flores secas servirán para rellenar la cesta y de paso darle un aroma fantástico al regalo. Colocamos la esponja, la botella, los jaboncitos y el angelito y éste es el resultado.






Una vez colocadas las cosas por las que está compuesta la cestita, pasamos a ponerle el celofán para darle la terminación a un paquete resultón, exclusivo y bastante barato.

Para no complicarme mucho hice dos: uno para mi madre y otro para mi suegra, prácticamente iguales pero de diferente color.

Y así quedaron:








Rematamos el paquete cogiéndolo desde arriba  y recogiéndolo con cintas de raso o tela, rafia....etc
Al final el resultado es muy bonito y si lo compráramos hecho ya veríamos lo caro que sería cada una de ellas.

Así que ha animarse ha hacerlo cuando no sepamos que regalar.

4 comentarios:

Carmencita dijo...

una idea estupenda... muchas veces podemos resolver estas situaciones, creando bellos regalos nosotras mismas y por poco precio.
besicos
Carmencita

Toffe dijo...

Estás hecha una artista!! Y las ideas no te faltan, eh???
Así me gusta: cratividad e imaginación.
Un besazo

kitty dijo...

Felicitaciones amiga, eso es lo ideal.... usar nuestra imaginacion y asi se logran resultados tan sorprendentes como el tuyo y presentado tal cual esta.. vaya regalito y sorpresa para tu madre.
besitos

ayd20038 dijo...

Gracias a todas, con vuestro apoyo, tiene uno más ganas de imaginar e inventar.